Cuando no se dispone de luz natural suficiente, las lámparas con tecnología de Alta Presión de Sodio (HPS) aportan la energía que necesitan las plantas en sus procesos fotosintéticos.

Ver
Ver
Ver
Ver
Ver
Ver

Estas lámparas de HPS contienen un tubo de descarga con una mezcla de gases entre los que destaca el vapor de sodio de alta presión. De esa mezcla, dependerá el espectro específico de colores luz que liberará la lámpara. Generalmente, se caracterizan por su tonalidad cálida al desprender colores anaranjados y rojizos, indicados para procesos de fructificación o de floración.

Los últimos avances en investigación han conseguido que la tecnología HPS para aplicaciones profesionales de horticultura aporten mayor eficacia que lámparas de alta presión de otras tecnologías, hasta 2,2 µmol/J.

Solicita
TU PLAN DE ILUMINACIÓN